miércoles, 18 de julio de 2012


Juana la loca


Uno de los popurris más amenos de los últimos años es el que nos ofreció la comparsa vencedora en 2011 del primer premio en el carnaval de Cádiz, "Juana la loca", original de Tino tovar y con la dirección de Otero.

La fotografía la he sacado del Fotochó del carnaval (web que hay que visitar por su buen contenido).

Juan José Téllez en el gran artículo publicado en la voz del carnaval escribía lo siguiente: "La igualdad se demuestra cantando. Y la lucha contra la exclusión también. Tino Tovar, con un gusto digno de Billy Wilder rinde homenaje este año a los homosexuales, a los sarasas de Cádiz y apios de Sevilla de los que hablara García Lorca en su célebre 'Oda a Walt Whitman'; los gays y lesbianas, habitualmente maltratados por el cancionero del Carnaval, carne de burla dentro y fuera del Falla, cuando no de agravios comparativos. ¿O no te acuerdas, Camilo José Cela que estás en el cielo de las choferesas negras, la que te liamos cuando se te ocurrió decir que Cádiz era tierra de maricones? (...)" .Quien quiera seguir leyéndolo al completo que visite el siguiente enlace.

Nos lo pedía Chari y aqui lo tenemos:

Deja tu credo en la recepción,
vente, acompáñame,
entra en mi vida, entra en mi show,
éste es mi cabaret.
Venga a la acera que nunca pisó,
no te voy a morder,
entra en mi vida, entra en mi show,
éste es mi cabaret.
Deja el temor y la opresión,
libérate de tus sospechas,
igual te llevas una sorpresa.
Basta de oír más prejuicios de mí,
aquí se les desmontaré,
entra en mi vida, entra en mi show,
éste es mi cabaret.
Mi primo tenía fama de sarasa,
un día se soltó y se coló en casa
vestido como una emperatriz
y dije yo, yo quiero ser así.
Basta de oír más prejuicios de mí,
aquí se los desmontaré,
entra en mi vida, entra en mi show,
éste es mi cabaret.

Y aunque aquí me vea,
tan seguro de mí mismo,
debo de reconocerle
que no siempre fue sencillo,
que algunas veces por la gente
pasé mi vida sin sentido
y algunas veces de repente
sentía que no estaba vivo.
Y era en el cuarto de aseo
cuando todos se marchaban,
agarraba las pinturas
y las ropas de mi hermana,
yo que estaba tan perdío
el espejo me encontraba
el reflejo de mi anelo,
la sonrisa de mi cara.
Y ese día no esperaba
que volviesen pronto a casa,
cuando quise darme cuenta
ya mi suerte estaba echada.
Mi papá que abrió la puerta
se encontró este panorama,
comprendí que era el momento
de contarles qué pasaba.
Ni Picasso, ni Van Gogh,
ni Murillo, ni Dalí,
tú no has visto papaíto
en to tu vía un cuadro así.
Desde aquél día tuve claro
que aquí tendría que elegir
vivir tapado y sin problemas
o desnudarme, ser yo mismo y ser feliz.

Ah, cha cha cha.
De noche Juana la loca,
de día Juan el fantoche,
al sol corbata, mantón de noche,
y a ver cuál de los dos prefieres tú,
cha cha cha.
El Juan de día es un tostón
que siempre da gato por liebre,
la Juana de noche da el corazón
a aquél que le suba la fiebre.
Las noches de Juana no tienen fin,
que siempre le espera una alcoba,
los días de Juan son un sinvivir
desesperao por que pasen las horas
cansado de tanto fingir,
cha cha cha.
De noche Juana la loca,
de día Juan el fantoche,
al sol corbata, mantón de noche,
y a ver cuál de los dos prefieres tú,
cha cha cha.
Si va de boda el pobre Juan
ligando se pone muy fino,
la Juana cuando va a las bodas
le tira los tejos al padrino.
La Juana los bares suele cerrar
brindando a la luz de la luna,
abrir la oficina es lo que hace Juan
con sueño y maldiciendo su fortuna
y es que ya no puede más,
cha cha cha.
De noche Juana la loca,
de día Juan el fantoche,
al sol corbata, mantón de noche,
y a ver cuál de los dos prefieres tú,
cha cha cha.

Cuando llego a casa
las mentiras ya no valen,
cuando llego a casa
se acaba el baile de disfraces,
cuando llego a casa
mi cuarto es un ring de boxeo,
un duelo a muerte
entre el miedo y el deseo.
Cuando llego a casa
duermo en sábanas de hielo,
voy vagando en sueños
entre el quiero y el no puedo,
cuando llego a casa
las entrañas traigo llenas
de miradas que me acusan,
de palabras que envenenan.
Y ya no sé si he sido
un cobarde o un valiente,
tengo en el alma una espina
y en el corazón un siete,
tal vez mi vida ha sido
un rosario de mentiras
con un naipe marcado
no gano esta partida.
Mañana será el día,
mañana es el momento,
mañana sabrán todos
que soy lo que siento.

Y así se acabó esta historia de dos.
A quien le importó, le dije, cuál mi condición
y alguno exclamó ¡lo sabía!,
en cambio hubo otros
que al decirles quién yo era
descubrí no sin sorpresa
que me miraban de otra manera,
y también por qué negarlo
hubo alguna que otra dama
que al saber de la noticia comentó,
¡ay!, ¡con lo bueno que el tío estaba!
Espero que mi historia
haya sido de su agrado,
hubo momentos alegres
y otros tristes como un fado.
En fin, ahora sí, damas y caballeros,
el show de mi vida se ha acabado.
De nuevo función mañana tendré,
espero que deseen volver,
pues para mí ha sido todo un placer,
aquí se cierra el cabaret.
De nuevo función mañana tendré,
espero que deseen volver.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...