lunes, 1 de septiembre de 2008


Capricho Andaluz



Tras dedicar el pasodoble de Aventureros a su derecho de también piropear a la Caleta, Don Antonio Martín, sabiendo que no le gustó mucho su letra al Brujo, preparó y guardó otra por si Don Paco Alba le respondía, como asi hizo llamándole derrotista en su comparsa Estampas Goyescas. Tras esto Martin no duda en cantar el siguiente pasodoble que os pongo que al final deriva en el famoso abucheo al Maestro de maestros y que el mismo Martin critica publicamente y además por escrito (proxima letra que pondré) en Los Rumberos el inmerecido comportamiento que se tuvo para con el Genio del Carnaval.

Una mañana baje a la playa de la Caleta,
de esa que dicen que su arrecife,
es un ensueño, es un ensueño.
De esa que tienen como la novia de algun poeta,
esa Caleta que solo Dios puede ser su dueño
su unico dueño.
Baje a la playa que tantas veces me vio de niño,
cuando jugaba alegremente sobre su arena,
y mientras tanto, yo paseaba con mis recuerdos
iba sintiendo profunda pena.
Iba sintiendo pena por aquella gente que me reprochaba
que a ti me dirijiera porque ya tuviera quien te venerara,
tambien tiene la luna,
un pierrot por amante,
y viendo su hermosura,
pierrot se siente el mas falsante.
Como no dedicarte mis cantares,
si en esta piel llevo tu brisa,
y me pario mi mare en el barrio la Viña
yo naci caletero.
Como si a mi tambien me tienes loco,
quien va a impedir que mis piropos,
no se conviertan coplas
y encallen en tus rocas como barcos veleros.
Quien va a prohibirme siendo mi alma caletera,
que a ti yo pueda dirigirme
para que yo te quiera cantar,
se muera quien se muera.


4 comentarios:

alberto dijo...

a raíz de ésta historia..

¿puede tener algo que ver que Antoñito, a los siete años sacara "Caleta"?

Pernu dijo...

Pudiera ser Alberto, aunque si te digo la verdad de lo que pienso creo que solo fue un pique a raiz de un malentendido pero que en la calle y con el fanatismo ya existente en las aficiones llegó a cotas que ni el propio Martin esperaba. Creo que Martin admiraba y admira e idolatra al que considera el genio pues fue el creador de la comparsa. De eso precisamente, de los piropos que Martin dio a Paco Alba es de lo proximo que voy a escribir.

Un abrazo Alberto.

Anónimo dijo...

Yo creo que no tiene nada que ver, con lo que Antonio Martín ama a la Caleta lo veo una idea como cualquier otra pero quién sabe... por cierto, no podéis poner la letra de Paco Alba en respuesta al pasodoble de Los aventureros??

Manuel dijo...

¿Cuántas veces habré yo cantado este pasodoble, ¡Dios Mio¡?, una vez le pregunté a Erfita sobre el porqué, las distintas agrupaciones de Antonio nunca cantase este y si siempre o casi, el de la rosa y me contestó lo mismo que opinas tu, que seria seguramente un pique y que ya está olvidado, en cambio yo si me sentía identificado con el mismo, sobre todo con las cuartetas segunda y tercera ya que yo, aunque no nací en La Viña era y soy un enamorado de La Caleta y sentí en propia piel cuando era un chaval como solo con la mirada los demás chavales me preguntaban, que hacia yo allí, lógicamente era el punto de vista de un chaval de quince años, pero se me quedó grabado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...