sábado, 6 de octubre de 2012


Los carroñeros

La que, hasta el momento, es la última comparsa de Rivero y no porque sea la de 2012, sino porque deja la comparsa para dedicarse por entero al coro, es "Los carroñeros", semifinalista en el último concurso del Falla: "Me hace falta desconectar porque sacar dos agrupaciones al máximo nivel no es fácil", reconoce Rivero, que sin embargo seguirá sacando el coro mixto que tantas satisfacciones le está dando. El autor se muestra autocrítico: "Está claro que en algo estaba fallando o algo estaba haciendo peor que los demás de arriba. Por eso prefiero parar y verlo desde la distancia". En un alarde de deportividad dice que no echa las culpas al jurado. "Soy crítico conmigo mismo. El jurado cambia todos los años y mi comparsa ha quedado fuera de la final los últimos seis años. Es cierto que durante el Concurso la pasión no te deja analizar las cosas en frío, por eso es mejor parar y pensar una vez pasado el Carnaval", afirma el coplero.(...)
El artículo completo en diariodecadiz.es lo pueden seguir pulsando "aqui"

Nos quedamos con un pasodoble homenaje a Antonio Martin cantado en los Pabellones:

 Don Antonio, bienvenido un nuevo año,
como siempre sabe usted que está en su casa,
así fue como los duendes coloraos
recibieron al más grande en la comparsa,
el que siempre ha soportado chaparrones,
renaciendo cuando nadie lo esperaba,
el que no puede faltar
sin cantarte una vez más,
ciudadano de primera
y gaditano por demás
que cuenta su vida en estas tablas.
El mismo que tan sólo con sus coplas
venció la serenísima arrogancia
de los que criticaron toda su obra
y ahora se arrodillan cuando pasa,
el mismo que para alcanzar la gloria
siempre llamó a Jesús buscando calma
y lo encuentra con su Misericordia
los Lunes Santos cerca de la Palma.
Jamás pude escribirle
con la admiración que siento desde muy pequeño
porque tuve miedo simplemente a convertirme
en un buitre falso y carroñero.
Disculpe que me atreva a homenajearle
junto al que cantó su arte
paladeando sus compases,
pero jamás podría perdonarme
que mi voz no se escuchase
para venir a rogarle
y decirle aquí al más grande
que su cuento,
que su cuento nunca acabe.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...