martes, 10 de diciembre de 2013


Los buscavidas

Una de las comparsas más completas de Antonio Martín fue la que coincidió con el año de su pregón. Unos pasodobles geniales, un popurri bastante completo y una presentación de gran nivel, que es además lo que vamos a escuchar. Todo ello cantado por un grupo que contaba con unas grandes voces y la dirección de José Luis Mejias.

Podemos leer lo siguiente en La Andalucía de mis coplas: "Los buscavidas ha sido una de las agrupaciones que más me han llenado. Aunque yo procuro echarle todo el ingenio, fantasía y colorido posibles a mis comparsas, cuando se me presenta un tipo así intento imaginarme al hombre de aquí, al de nuestro entorno, al personaje que vemos a diario, de Cádiz, del Sur, de Andalucía, de nuestra tierra ...
Ese tipo de buscavidas lo vemos en cualquier mercadillo o baratillo, como le llamamos aquí en Cádiz. Son esos hombres sin oficio ni beneficio - bueno, beneficio el que los pobres puedan sacar en el día a día - y que se tiran toda la vida malcomprando, malvendiendo y así se sostienen."
 


A la vera la Plaza
tengo un puesto chiquito,
de limpio y de bonito
parece de sal,
rinconcito de ensueño
que verlo envidia da.
Y sin que nadie lo sepa
en ese puesto encantao
treinta años me he llevao
y naide lo ve,
haciendo mi pregón tuyo,
que es mi pasión y mi orgullo
y mi gloria y mi ley.
Y un año más vuelvo a ti
que es un pecado mortal,
si no sigo pregonando,
cantando y rabiando
por tu carnaval.
Y el buscavía de aquí
es una excusa, ya ves,
que si yo vivo y si muero
y es porque te quiero
con toito mi ser.
Que de mí, tú nunca debes dudar
porque tú mandas en mi voluntad.
Ven acá mi morena,
llévate que no hay
ná como lo de Cái,
y lo traigo yo
envuelto en una copla,
no me digas que no.
Que voy buscando la vía,
llévalo sentraña mía,
y págame en alegría,
que yo te daré
Caí, otros treinta años,
envuelto como oro en paño
y verás tú que bien.
Y un año más vuelvo a tí,
que es un pecao mortal,
si no sigo pregonando,
cantando y rabiando
por tu Carnaval.
Y el buscavía de aquí,
es una excusa, ya ves,
que si yo vivo y si muero,
y es porque te quiero
con toito mi ser.
Ay, no, no,
nunca me digas que no,
que tú a mí,
siempre me has dicho que sí.
Ay, no, no
llévate mi corazón,
ay si, si,
que sigue roto por ti,
por ti, por ti, por ti.





Pero además hay que escuchar la versión cantado por este cordobés, el Taleguilla, que canta como los ángeles.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...